Chris Jones (iRobot): «El mercado de los robots domésticos crecerá de forma significativa en las próximas dos décadas»

Los avances en robótica durante los últimos años están transformando por completo la forma en la que los humanos se relacionan con las máquinas. Los dispositivos conectados han empezado a entrar con fuerza en los hogares y esto es «solo el comienzo». Así lo percibe el vicepresidente de Tecnología de iRobot, Chris Jones, que tiene claro que el mercado de los robots domésticos «crecerá de forma significativa en las próximas dos décadas».

En una entrevista concedida a Europa Press, Jones afirma que a medida que más personas en todo el mundo acepten estos avances de la robótica y descubran cómo un robot doméstico puede hacer sus vidas más fáciles, la penetración en el hogar crecerá significativamente. En este contexto, explica que «uno de los mayores retos específicos de la robótica de consumo siempre ha sido aumentar la credibilidad respecto a su eficacia», así como «el conocimiento de la categoría».

«Hemos vendido más de 25 millones de robots domésticos en todo el mundo, pero somos conscientes de que el viaje solo acaba de empezar», añade el directivo de iRobot, que pone el foco en dos de los productos de mayor éxito de la compañía, el robot aspirador Roomba i7+ y el friegasuelos Braava jet m6 -capaces de coordinarse inteligentemente entre sí, trabajando en una secuencia automática-, para destacar los avances que se han logrado en esta categoría.

Este experto en robótica e Inteligencia Artificial (IA) señala que el objetivo de iRobot siempre ha sido «proporcionar robots prácticos que funcionen según las necesidades del consumidor y sean fáciles de usar». «Fomentar la valía del producto es esencial para mantener y hacer crecer un negocio de éxito», reitera Jones.

La importancia de la privacidad

Otro de los aspectos clave para los usuarios en esta carrera hacia el hogar conectado es el de la privacidad. La tecnología de mapeado inteligente Imprint Smart Mapping de iRobot permite al dispositivo memorizar la distribución de la casa, dando a los usuarios el control total para elegir qué habitaciones se limpian y cuándo, incluso por voz con los dispositivos compatibles como Alexa o Google Home. Estas acciones requieren de una importante cantidad de datos, por lo que es importante garantizar que quedan en un entorno seguro.

La llegada de los asistentes de voz a los hogares está generando un cambio importante en la industria y en los hábitos de consumo. Los usuarios van a controlar buena parte de sus dispositivos con una serie de comandos de voz y los expertos de empresas como iRobot ya trabajan para seguir buscando oportunidades en la casa conectada que mejoren la experiencia del cliente.

La próxima ola de robots

Al ser preguntado por la posibilidad de que en los próximos años iRobot trabaje en otro tipo de dispositivos -más allá de la limpieza de suelos-, el vicepresidente del área de Tecnología habla del compromiso de la compañía con el «apoyo a la invención, el descubrimiento y la exploración tecnológica en la búsqueda de robots prácticos y valiosos para el hogar».

«No podemos hablar de productos que están en desarrollo, pero es fácil imaginarse que existen numerosas aplicaciones potenciales de los robots para ayudar a las personas tanto dentro como fuera de casa», apostilla Jones, al tiempo que recuerda que «más de la mitad de los mil empleados de la empresa son ingenieros, incluidos los principales expertos en robótica del mundo, centrados en el desarrollo de la próxima ola de robots». «Siempre hay una serie de proyectos en marcha con nuestros equipos de investigación y desarrollo avanzado», sentencia.

La industria de la robótica está viviendo «un movimiento increíble» y Jones espera que esta tendencia continúe: «Otros se están dando cuenta de lo que nosotros siempre hemos sabido: que la limpieza del hogar es el trabajo más adecuado para un robot».