La inteligencia artificial, el negocio de tus datos

La digitalización del mundo empresarial se ha convertido ya en una realidad. Numerosos estudios inciden en el alcance de este proceso de transformación que, lejos de afectar a contadas compañías, incumbe a todos los actores del tejido empresarial.

Algunos de estos estudios son el Technology Vision 2017, de Accenture, en el que se recogen datos tan elocuentes como que el 94% de las empresas encuestadas consideran vitales las tecnologías digitales para funcionar de manera exitosa, permitiendo aumentar los ingresos hasta en un 23% frente a organizaciones no digitalizadas.

Otro informe, presentado por Fujitsu el pasado abril, recalca la importancia de la transformación digital para los negocios, principalmente en el aspecto económico. Así, y remitiendo al “renovarse o morir”, anticipa que “el 40% de las empresas españolas no existirá tal y como la conocemos ahora en el 2021”.

Dentro de este proceso de transformación digital que tanto afecta a la empresa, una de las tecnologías más relevantes es la inteligencia artificial (IA), que pasa a tener un papel protagonista, alejándose de las meras funciones de herramienta back-end.

Así, la IA adquiere aplicaciones y funciones muy tangibles en el día a día de un negocio, revolucionando la manera en que se recopila la información o los datos (big data), la manera en la que esta información se gestiona y el modelo tradicional de interacción entre interfaces y usuarios.

Cada vez que estás delante de un programa de traducción automática, que conduces un coche con visión computerizada, que utilizas un asistente tipo Siri o Cortana, que un programa te avisa de una tendencia al alza en los consumidores, te recomiendan un producto o una serie, te presentan el catálogo de diferente modo que otro usuario, que ves publicidad online o buscas cualquier cosa o persona en un buscador… estarás delante de una solución de inteligencia artificial.

Tal y como hace Terminus 7, una herramienta de IA con aplicaciones tangibles y efectivas en negocios de cualquier sector: energético, transportes, espacial, publicidad, finanzas, salud, marketing… Este IA as a service, software de machine learning que se adapta a las necesidades de negocio, usa el big data para darle sentido y generar negocio o evitar pérdidas a partir de la generación de modelos que ayudan a predecir compras, prescribir productos, automatizar procesos o evitar roturas en máquinas de producción, entre otras muchas cosas. Solo se necesita una gran base de datos y, una vez se evalúe el proyecto en la fase de descubrimiento (discovery), que es gratuita para el cliente, comenzará a formular y reformular modelos.

Los datos han pasado a ser el petróleo del s.XXI. El empoderamiento del usuario, del consumidor, unido a la producción de contenidos muy relevantes para las marcas en las redes sociales, entre otros canales, hacen que las marcas tengan en el machine learning y la inteligencia artificial una oportunidad única para generar engagement, conseguir más ventas, hacer más eficiente la atención al cliente o ayudar a todas las áreas de negocio, en definitiva, una increíble oportunidad de ser eficientes y productivos ¿Vas a dejar que se queden sin explotar?