Nokia 2.2, con un sistema de IA para imágenes con baja luminosidad, ya está disponible en España

El nuevo ‘smartphone’ Nokia 2.2 ya se puede adquirir en España por 99 euros, un teléfono que incluye un sistema de inteligencia artificial (IA) para las fotografías con baja luminosidad, desbloqueo facial de la pantalla y acceso directo al Asistente de Google.

HMD, la compañía finlandesa que fabrica los móviles de Nokia, ha anunciado en un comunicado el lanzamiento en España de su nuevo Nokia 2.2 que está listo para el sistema operativo Android Q con el uso de Android puro en su versión One, con dos años de actualizaciones y tres años de parches de seguridad mensuales.

Una de las novedades que presenta es la utilización de un sistema de inteligencia artificial que permite que las imágenes de baja iluminosidad que se tomen con el ‘smartphone’ tengan más luz, menos ruido y se vean en mayor detalle. El sistema consiste en que las cámaras hacen varias fotografías simultáneamente y utilizan una serie de algoritmos para mejorar la imagen.

Así, se podrán usar también las funciones de Google Fotos con inteligencia artificial como ‘Color Pop’, que llama la atención sobre el sujeto al que se le va a tomar la fotografía, y el ‘Modo Belleza’.

Además, aseguran que es uno de los primeros teléfonos de esta categoría que incluye la opción del desbloqueo facial de la pantalla. También incorpora Google Lens que permite que el usuario apunte con la cámara sobre un objeto para conocer información sobre él.

Como otra novedad, cuenta con un botón de acceso directo al Asistente de Google, que, si se mantiene pulsado durante un tiempo prolongado, permite hacer solicitudes más largas. Además, presenta una CPU MediaTek A22 de cuatro núcleos, diseñada para ofrecer una optimización de la batería que haga que la carga del ‘smartphone’ dure un día entero.

Por otra parte, con la versión actual de Android, la edición 9 Pie, el nuevo teléfono ofrece acceso a nuevas herramientas como el panel de control, el temporizador de aplicaciones y el modo ‘Wind Down’, que desciende la luminosidad del dispositivo y vuelve la imagen gris para momentos de oscuridad como por la noche, y que activa automáticamente el modo de ‘No molestar’, que desactiva todas las interrupciones visuales. Además, la batería adaptativa limita el uso que le dan a la batería las aplicaciones que el usuario no usa a menudo.

En cuanto al diseño, cuenta con una pantalla de 5,71 pulgadas de borde a borde con un ‘notch’ para la cámara frontal y un brillo de 400 nits. Ya se puede adquirir en España en gris y en negro por 99 euros.