Un proyecto usa inteligencia artificial para ayudar en una intervención compleja a fetos

Un proyecto de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona utiliza avances recientes en inteligencia artificial y aprendizaje automático para fusionar en unas gafas de realidad virtual las imágenes fetoscópicas con las de resonancia magnética y ultrasonido, facilitando a cirujanos intervenir a fetos gemelos con síndrome de transfusión feto-fetal (Stfe).

La propuesta, liderada por el investigador del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Dtic) de la UPF Mario Ceresa, ha sido seleccionada por la Comisión Europea como una de las 170 ideas rompedoras que revolucionarán el panorama tecnológico europeo en los próximos años, ha explicado la UPF en un comunicado.

El síndrome de transfusión feto-fetal es una afección que se presenta en el 15% de los embarazos gemelares monocoriales, en los que se desarrolla un desequilibrio en el flujo sanguíneo entre los fetos con graves repercusiones, según Ceresa: «La única opción es separar la circulación sanguínea de ambos fetos mediante la foto-coagulación láser de las conexiones vasculares anómalas».

Baja maniobrabilidad

«Esta intervención es muy difícil debido a la complejidad de operar dentro del útero, la variabilidad en la posición de la placenta y distribución de sus vasos, la baja maniobrabilidad de los fetoscopios y el campo de visión extremadamente reducido», ha observado el ingeniero biomédico.

Estas dificultades implican que el cirujano «debe integrar toda la información en una imagen mental que le permita tomar la decisión correcta en cada paso, algo que precisa de muchos años de experiencia y que en algunos casos puede ser insuficiente», ha señalado.

El proyecto, llamado Multimodality Integrated Imaging for Foetal Interventions (Miifi), quiere proveer al cirujano de unos «súper-poderes», permitiendo la información más relevante en cada momento a través de unas gafas de realidad aumentada.

El consorcio trabajará durante los próximos 12 meses para realizar una prueba de concepto del sistema y presentarlo en septiembre de 2020 en Bruselas (Bélgica), y está formado por investigadores de la UPF, el Hospital Sant Joan de Déu-Idibaps de Barcelona, así como de Vicomtech de San Sebastián.

Surge de la iniciativa europea Attract, financiada por el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, y que impulsa con 17 millones de euros 170 ideas innovadoras con potencial de mercado, con el objetivo de crear productos, servicios, empresas y puestos de trabajo basados en nuevas tecnologías de detección e imagen en Europa.

Oficialmente empezará con una reunión en el Cern de Ginebra en mayor, y Ceresa ha añadido que su equipo desarrolló las funcionalidades base del sistema Miifi en un proyecto anterior, financiado para la fundación Cellex y liderado para BCNatal.