Usan la inteligencia artificial para predecir el riesgo de cáncer de mama

La identificación de mujeres con riesgo de cáncer de mama es un componente crítico de la detección temprana efectiva de la enfermedad. Sin embargo, los modelos disponibles que utilizan factores como el historial familiar y la genética no son suficientes para predecir la probabilidad de que una mujer sea diagnosticada con la enfermedad.

La densidad mamaria (la cantidad de tejido denso en comparación con la cantidad de tejido graso en la mama en una mamografía) es un factor de riesgo independiente para el cáncer de mama que se ha agregado a algunos modelos para mejorar la evaluación de riesgos. Se basa en una evaluación subjetiva que puede variar entre los radiólogos, por lo que se ha estudiado un aprendizaje profundo, un subconjunto de inteligencia artificial (IA) en el que los ordenadores aprenden con el ejemplo, como una forma de estandarizar y automatizar estas mediciones.

Investigadores de dos importantes instituciones han desarrollado una nueva herramienta con métodos avanzados de inteligencia artificial para predecir el riesgo futuro de cáncer de mama en una mujer, según un nuevo estudio publicado en la revista ‘Radiology’.

«Hay mucha más información en una mamografía que solo las cuatro categorías de densidad mamaria», apunta el autor principal del estudio, Adam Yala, candidato en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos. «Al utilizar el modelo de aprendizaje profundo, aprendemos señales sutiles que son indicativas de cáncer en el futuro», agrega.